Cirugía POSE

Recientemente se ha incorporado a nuestro arsenal terapéutico una nueva herramienta para tratar la obesidad. Los excelentes resultados obtenidos en Estados Unidos, han permitido su difusión en Europa, siendo España uno de los paises pioneros en su introducción. Esta nueva técnica, denominada POSE (por su acrónimo de Primary Obesity Surgery Endolumenal) que se podría traducir por “Cirugía Endoluminal Primaria de la Obesidad” supone una revolución en el tratamiento de la obesidad ya que permite el tratamiento “quirúrgico” pero sin tener que hacer ninguna incisión en el paciente.

 

 

¿Qué es el POSE?

Se trata de una técnica que aprovecha las reconocidas ventajas de la cirugía de la obesidad pero evitando las dificultades, molestias y riesgos que conlleva, como son la mortalidad, morbilidad –complicaciones-, curas, dolores locales o postoperatorios, asi como el riesgo de infecciones. Al paciente se le realiza esta intervención de forma ambulatoria.

La técnica permite modificar el estómago actuando sobre él directamente desde dentro del estómago, mediante un endoscopio que se introduce a través de la boca. De este modo, cambiamos radicalmente la vía de acceso al estómago. Se hace bajo anestesia general y sin molestias para el paciente.

¿Cómo funciona?

Al igual que otras técnicas quirúrgicas, el POSE actúa sobre el estómago, reduciendo su capacidad. Por vía endoscópica -a través de la boca- se introduce el instrumental que permite hacer unos pliegues que se fijan mediante unos anclajes en determinadas áreas del estómago.  

Con ellos se consigue reducir el tamaño del estómago y modificar la fase gástrica de la digestión: No sólo reducimos el tamaño del estómago –cabe menos alimento-, sino que además provocamos una permanente sensación de saciedad precoz –nos sentimos llenos antes con menos volumen ingerido- y además enlentecemos el vaciamiento gástrico, lo que permite prolongar el periodo entre comidas sin sensación de hambre.

¿Cómo se realiza la técnica del POSE?

Bajo anestesia general al paciente se le introduce un tubo similar a un endoscopio, a traves del cual se pasa el instrumental necesario para colocar las plicaturas, los pliegues, que fruncen la pared del estómago. De esta forma se van poniendo, uno a uno los anclajes hasta completar el tratamiento. Habitualmente se ponen entre 10 y 14 plicaturas. Al finalizar el tratamiento el paciente se deja en observación durante algunas horas hasta que es dado de alta.

Tras la colocación, el paciente puede volver a su casa ya que el procedimiento es ambulatorio. Es posible que presente molestias en su garganta tras la intervención. No es una complicación si no una consecuencia frecuente y leve de cualquier anestesia general, que desaparecerá en pocas horas.

A partir de entonces, será atendido por nuestra nutricionista quien le indicará la mejor dieta para su caso durante los primeros dias. El tratamiento incluye un año de seguimiento por nuestro equipo de nutricionistas.

 

 

¿Quién se puede beneficiar del POSE?

El POSE está indicado para ayudar a la reducción de peso en pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 27. Eso equivaldría, por ejemplo, a un peso mayor de 80 Kg. -aproximadamente- en un paciente de 1,60 mts de altura.

Puede calcular su IMC con la fórmula: Peso (en kg) / Altura (en metros)2

Aunque no hay edad límite, actualmente se indica en pacientes entre 18 y 65 años, si bien, habria que valorar casos concretos en situaciones límite a estas edades.

¿Tiene contraindicaciones el POSE?

La única contraindicación clara para la realización del POSE es el haber sido sometido a cirugía gástrica. La hernia de hiato de gran tamaño también puede serlo. Previo a la realización del POSE se realizará una valoración previa que incluirá una gastroscopia diagnóstica para descartar posibles problemas que contraindiquen la técnica. La presencia de una úlcera gástrica activa, aconsejará tratarla previamente a la realización del POSE.

¿Cuánto peso perderé con el POSE?

Es importante comprender que el POSE es un elemento que le ayudará a cumplir la dieta diseñada para su caso. Es usted el elemento final que permitirá que  el resultado sea óptimo. Dependerá de usted y de su voluntad, contando con nuestro apoyo, que se cumplan sus expectativas. En todo caso, la experiencia previa nos dice que los pacientes pierden durante el primer año aproximadamente el 75% de su exceso de peso. Y debemos recordar que el tratamiento es definitivo.

 

Primera intervención de cirugía POSE en Aragón: