¿Qué es?

Los cálculos en la vesícula

La colelitiasis, -cálculos en la vesícula-son un hallazgo frecuente y no siempre se acompañan de síntomas. De hecho, se calcula que probablemente 8 de cada 10 pacientes portadores de cálculos en su vesícula, nunca tendrán molestias relacionadas con ellas, a lo largo de sus vidas. La bilis se “fabrica” en el hígado continuamente, a lo largo de las 24 horas del día. Sin embargo sólo interesa liberarla al tubo digestivo tras las comidas, para facilitar la digestión de ciertos alimentos grasos. La vesícula es una estación intermedia que actúa de reservorio. En ella, la bilis se almacena y se concentra, permitiendo así acumularla en menor espacio. Según la “calidad” de la bilis de cada individuo y su mayor concentración, se favorece que sus componentes se depositen en el fondo (al igual que el barro en un charco, se hace más espeso al perder agua) hasta formar un “barro biliar”. Finalmente se aglutina formando cálculos (piedras) que pueden variar en numero, tamaño y consistencia.
Los cálculos no tiene por qué dar molestias, a menos que se muevan y obstruyan la salida de la vesícula, provocando una colecistitis aguda. Otra posibilidad es que salgan hacia en conducto biliar (coledocolitiasis) en donde pueden provocar una pancreatitis o una obstrucción completa a la salida de la bilis.

Inicio Consejos ¿Qué es? Los cálculos en la vesícula