Medicina Natural

 

Consejos Naturales - Gastrosalud

Una alimentación natural y equilibrada, es fundamental para mantener un aparato digestivo sano, e incluso hay algunos nutrientes y alimentos que según estudios científicos recientes, demuestran ser de gran ayuda y muy beneficiosos para muchas de sus enfermedades. No olvidemos el famoso aforismo hipocrático que decía “que tus alimentos sean tu medicina y tus medicinas tu alimento”.

Así pues, veamos entonces brevemente algunos de los más indicados para las afecciones digestivas más comunes:

  • Podemos comenzar y mencionar la eficacia demostrada contra las aftas bucales del tomillo, la salvia, el propolis o el simple ajo.
  • Para paliar el reflujo y el exceso de secreción ácida: la acción alcalina del regaliz, del carbonato de magnesio o el efecto protector y regenerador de las mucosas, del aloe vera.
  • Las propiedades del té de Aragón (de roca), del jugo de piña, de papaya o de aloe contra la gastritis.
  • La acción eupéptica del anís, del comino o del hinojo contra los gases.
  • Las virtudes cicatrizantes del regaliz o del propolis, las protectoras de la caléndula y las antiespasmódicas de la pasiflora, muy útiles, por lo tanto todas ellas, en casos de úlceras gástricas.
  • Los beneficios de la fibra dietética, de los lactobacilos y de las bifidobacterias en casos del colon irritable.
  • Las propiedades astringentes de plantas medicinales como la agrimonia, el arándano o la salicaria, muy indicadas, por lo tanto contra las colitis o diarreas, o las de los prebióticos, como el trigo integral o el ajo (alimentos preferidos de los colonocitos), así como las de los probióticos (yogur, kéfir), encargados de proteger y regenerar nuestra flora intestinal.
  • Destacar también la acción de la fibra de los cereales integrales (avena, trigo) tan útil contra el estreñimiento.
  • Las plantas amigas del hígado, capaces en algunos casos de depurarlo y regenerarlo. Así el cardo mariano (rico en silimarina), la alcachofa, el boldo, el diente de león, o la lecitina de soja, (complemento dietético ideal) por su contenido en fosfatidilcolina-como emulsionante de los lípidos biliares y hepáticos. Las que tienen propiedades inmunoestimulantes, como la equinácea, la uncaria o el astrágalo.
  • Las colagogas y coleréticas, que actúan a nivel biliar como el boldo, la menta, la manzanilla, el romero o la fumaria.
  • La gran ayuda de las enzimas vegetales, la bromealina (piña) o la papaina (papaya), en casos de insuficiencia pancreática a nivel digestivo. Así como el efecto hipoglucemiante del copalchi, la travalera, o el de la fibra vegetal (nopal).
  • Y para terminar, destacar también la acción del castaño de indias, del mirtilo o de la vid roja, cuando se presentan problemas venosos (hemorroides, fisuras) o varicosos (en el esófago).
Inicio Consejos Medicina Natural