Nadando contra corriente: Las hormonas conducen hacia el exceso de peso.

Las hormonas que regulan el apetito y el almacenamiento de la energía, hacen difícil perder peso al paciente con sobrepeso.

Muchos de nosotros estabamos convencidos, y todavía creemos, que ser obeso es el resultado de una falta de disciplina respecto a la dieta y el ejercicio. Sin embargo, en los últimos 20 años, se ha visto que un grupo de hormonas producidas por el tejido adiposo y el intestino afectan al apetito y al metabolismo de la energía.

Un equipo australiano trató a 50 obesos sin diabetes con un severo plan de dieta hipocalórica. A las 10 semanas, la perdida de peso fue del 14%. Entonces se les dio un programa riguroso de dieta y ejercicio para que mantuvieran esa pérdida de peso.

A las 62 semanas, los participantes habian recuperado aproximadamente la mitad de su peso.

La restricción calórica y el ejercicio se asociaron a un dramático aumento de hormonas como la grelina (que aumenta el apetito y el almacenamiento de energía) y un severo aumento de varias hormonas que promueven la saciedad y aumentan el gasto de energía, como la leptina

Incluso los pacientes que perdieron menos peso, tras el programa de pérdida de peso inicial, experimentaron fuertes estímulos hormonales que les animaban a comer mas y quemar menos energía.

Fuente: Tomado de Sumithran P et al. Long-term persistence of hormonal adaptations to weight loss. N Engl J Med 2011 Oct 27; 365:1597. (http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1105816)

Inicio Actualidad médica Nadando contra corriente: Las hormonas conducen hacia el exceso de peso.